Soy alguien que siente una gran curiosidad y fascinación por entender qué es la vida. Esa inquietud ha ido trazando mi trayectoria vital y también la profesional. Mi profesión es el resultado de la suma de mis valores, de aquello en lo que creo, de mis experiencias y errores, de mis pasiones y dones y de lo que mi corazón desea compartir con los demás.

Soy una persona muy vital. Desde muy temprana edad sentí la necesidad de bailar. Mi padre era DJ en sus ratos libres, así que crecí con música y ritmo en casa. Lo hacía diariamente, sin que nadie me indujera o me enseñara a bailar. El baile se convirtió para mí en una práctica de bienestar y de expresión creativa que me ha acompañado de por vida. También he practicado varios deportes y artes marciales.

En mi adolescencia sentí un profundo deseo de conocer mundo. A los dieciocho años se me presentó la oportunidad de trabajar fuera de España y, durante dos décadas, estuve fuera del país. En ese tiempo visité más de 50 países. Viví durante varios años en Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Perú y Argentina. He tenido experiencias de vida muy intensas y variadas. Desde la vida “glamurosa” de una top model internacional a otra vida muy austera en la cordillera de los Andes, donde conviví con los indígenas y donde pase mucho tiempo en la naturaleza.

Todo este recorrido por diversas realidades culturales han configurado, en parte, la persona que soy hoy en día. Podría decir que he tenido varias vidas en una y, sin embargo, no he perdido el deseo de seguir aprendiendo. De hecho, cuando decidí iniciar un camino de autoconocimiento es cuando más fascinante se ha vuelto esta aventura.

En algún momento llegue a alcanzar los logros que nuestra sociedad asegura son las claves de una vida feliz -éxito, dinero, reconocimiento-  y, sin embargo, para mí no fue así, sino todo lo contrario. En esa época me sentía muy infeliz. Ese malestar fue lo que me impulsó a tratar de entender sus causas, con la esperanza de poder liberarme de la aflicción.

Comencé explorando algunas prácticas corporales, ya que el cuerpo ha sido siempre para mi un camino de bienestar y salud. Hice la formación de yoga integral,  de shiatsu y de masajes terapéuticos variados. Fue por entonces cuando descubrí  los 5 Ritmos. Desde la primera sesión me enamoré de esta práctica y tuve la certeza de que había encontrado el camino de autoconocimiento y realización que anhelaba. Decidí desde ese momento hacer la formación. Cuando me encontré con su creadora, Gabrielle Roth, reconocí en ella a mi maestra. Inicié el proceso pre-formativo en el 2003 y finalicé la formación en Estados Unidos en el 2008. He sido la primera profesora española de 5 Ritmos. En el 2009 decidí regresar a España, con el deseo y la ilusión de transmitir esta práctica en mi país y es lo que he hecho desde entonces.

Hace unos años inicié la formación de terapia Gestalt porque tenía necesidad de explorar mi universo afectivo y mis sombras. También deseaba tener más herramientas para acompañar los procesos de las personas con las que trabajo. Este aprendizaje ha sido para mí sumamente revelador y sanador, y me ha aportado una mayor comprensión de la complejidad humana. 

Siempre he tenido interés por la meditación sedente, más al ser una persona un tanto inquieta, me resultaba difícil desarrollar la disciplina de sentarme y no moverme. Finalmente la meditación llegó a mi vida de manera insospechada. Hace siete años conocí al maestro budista zen Dokusho Villalba. En la actualidad practico en la Comunidad Budista Soto Zen Luz Serena, donde también me he formado como Monitora de Mindfulness según la tradición budista. (MBTB).

Como fruto de mi experiencia con la práctica de los 5 Ritmos y con el mindfulness, he creado el programa meditacción, que combina la meditación en movimiento y en quietud.

Todas las vivencias, pasiones y aprendizajes que he tenido hasta ahora, han ido acompañados siempre por un profundo anhelo de corazón: el trabajar por el bienestar colectivo.  

Esto es lo que me inspira e impulsa a compartir contigo todo lo que ha sido para mi fuente de beneficio y crecimiento.

Helena Barquilla